Google PlusFacebookTwitter

13024 (Juliette)

By on Jueves, abril 18, 2013

Es entretenida la estructura en Juliette, de Sade. Empieza con una orgía, una escena sexual colmada de placeres, de orificios y fluidos, y luego, cuando los actores del momento pornográfico toman un descanso, Sade aprovecha el momento para desarrollar un momento filosófico, sofismas en medio de los sudores evaporados. Es como pedirle al lector que primero se masturbe, y después piense en la consecuencia y el origen de su onanismo. Luego alzo una ceja, sé que es ficción, pero a los hombres de Sade nunca les falta una erección, el semen, parece que siempre están llenos. Supongo que los pequeños duendes del libro, cuando está cerrado, se ocupan de tener a los hombres erectos y cuando uno no está viendo, reemplazan el semen con un líquido similar a la leche, y cuando uno cree que se han venido, simplemente gritan y hacen caras a la cámara. Vaya. Brevemente recuerdo a Justine, y su viaje es...

13016 (Bushido)

By on Miércoles, marzo 6, 2013

El Bushido (Proyecto Larsen, 2009) sugiere qué para hablar con algún amigo de sus defectos, es mejor agarrarlo después de un momento alegre, como una fiesta. También sugiere que primero se hable de los defectos propios para después llegar, con sutileza y elocuencia, al escabroso tema de señalar los problemas del otro. Yo le llamaría el madrazo humilde, ese viejo recurso retórico de tirarse para después jalarle las patas al otro. Algo en qué pensar. Más joven, y todavía de vez en cuando, se me escapan las palabras y las digo con una sinceridad hiriente, seca. Es el signo de mi poca familia, uno que quiero mucho y acepto tal cual es, pero no es de ninguna utilidad en reuniones clave. El samurái es un escritor, antes de abrir la boca o de usar los dedos, debe calcular el momento adecuado para llegar al tema, así como los recursos que utilizará para desarrollar sus palabras. El Bushido...

13015 (Bushido)

By on Lunes, marzo 4, 2013

Algún día, a finales del año pasado, visité el blog de Almu (Antes muerta que sencilla). Ya no existe el blog con su propio dominio, sin embargo, se pueden leer algunas entradas en blogspot. Esas pocas entradas fueron suficientes para recordar el sentimiento de fascinación, y envidia, que me embargaba leer su blog. Tuvieron que pasar unos años para comprender que la brevedad también se educa, y que Almu, debe ser una persona que a la hora de sentarse a escribir tiene una precisión natural, un ojo al detalle bien practicado (Ojalá pudieran leer el blog de amqs, cada entrada era mejor). Eso imagino y mi imaginación probablemente es grosera, poco refinada, quizás la verdad es otra cosa, me alegraría que ella me desmintiera. Recordé lo mucho que me gustaba su cotidianidad breve. En estos días, he leído “El espejo en el espejo” de Ende y “Confabulario” de Arreola,...

Ende, el tienpo, y las cajas de libros

By on Jueves, noviembre 22, 2012

Hay una cosa que me hace ruido en “Momo” y es la ilustración del letrero. Generalmente Ende ilustraba sus propios libros, la faceta de pintor en su niñez-juventud difícilmente lo abandonó y al menos, supongo, en ilustrar pequeñas cosas se liberaba. En la edición que leí de Momo, de repente, aparece una ilustración de la pancarta de los niños convocantes a una reunión para contarles a los adultos de los hombres grises. La pancarta está plagada de faltas ortográficas para, asumo, apelar a la niñez e inexperiencia de los convocantes, ¿pero de verdad es así? Suponiendo que eso pueda pasar… entre los niños tienen a Paolo, un chavito sabelotodo. Se me hace imposible que este personaje no haya jugado a tachar los letreros para corregir la palabra “tienpo” o las b en vez de las v. (Un juego que Ende ha practicado en otros personajes, o en otras historias). Es una...

El año de Proust

By on Miércoles, noviembre 7, 2012

Este año comencé uno de mis proyectos literarios más ambiciosos como lector: Leer a Marcel Proust y los siete tomos de “En busca del tiempo perdido”. Quise, de alguna manera, que mis treinta años significaran algo como lector y escritor. Leer también es escribir (es un aspecto de muchos). Escritor que no lee sólo puede burlar una vez, o dos, pero eventualmente cae presa de su propia desidia y lo castigan como a un Karamazov. Quizás con lectores dedicados evitaríamos el tufo del plagio. El pintor tiene que ver la naturaleza, un sujeto, una imagen y contemplarla, meditarla, precisarla antes de mancillar decididamente el lienzo en blanco. El escritor también tiene que ser un observador y no sólo de sus alrededores, sino de esos bloques de letras, párrafos, oraciones, estilos, maneras de hablar. Tiene que entregarse a sus lecturas, sean cuales estas sean y sobre todo, tiene que estar...

Un autor: Julian Herbert, dos de libros: Canción de Tumba y el Humble Bundle

By on Jueves, octubre 11, 2012

Julian Herbert, ayer por la tarde, anunció que su novela: “Canción de Tumba” ganó el premio Iberoamericano “Elena Poniatowska”. Que chingón, al menos lo digo por mí, que compré la novela unas semanas antes que anunciaran al ganador. Quizás sufra una misteriosa alza de precio. Recuerdo qué, quizás unos meses atrás, Edilberto Aldán casi me exigió leer esta novela. Tienes que leer “Canción de tumba“, me dijo, y desde entonces pienso con regularidad en el título. Es precioso, y funesto, como debe ser con los buenos libros. Diría algún mamón: “Contiene una ligera tristeza onettiana”. Luego vinieron un montón de recomendaciones de gente a la que sigo en Twitter. Mecanismos extraños pasan cuando no se ha leído un libro pero gente de criterio confiable lo recomienda. En mi cabeza terminó por convertirse en uno de los libros más codiciados y...

Cartas lascivas de James Joyce a Nora.

By on Domingo, mayo 13, 2012

@Kyuutz loveletters.tribe.net/thread/fce7238… — Aurelio Asiain (@aasiain) May 13, 2012 … Aurelio Asiain publicó en su twitter una liga a las cartas lascivas que James Joyce escribía a Nora. Hice una traducción rápida y sencilla por dos razones: Es domingo, me abandonaron y especialmente abandonado, los domingos son más aburridos a no ser que uno se busque algo que hacer. La traducción de cartas puercas es y debería ser una de muchas prioridades lúdicas. Es una joya, es un morbo, es un cotilleo y es un privilegio de mirones asomarse por la correspondencia ajena de los muertos, de los grandes y/o de los perversos enamorados. A NORA Dublin. 2 de diciembre, 1909. Mi amor por ti me permite rezar al espíritu de la belleza eterna y la ternura reflejada en tus ojos o aventarte bajo a mí, sobre ese tierno estómago que tienes y follarte desde atrás, como un cerdo montando a una marrana,...

1 123456711