Google PlusFacebookTwitter

Aviso legal

No me canso de insistir que este sitio lo maneja una persona muy mentirosa. En serio. Lo conozco y sus mentiras, bueno, llegan a bordear lo patológico.

Si lees este blog, como cualquier otro blog, recuerda estas reglas.

  1. Hay una probabilidad muy alta de que estés leyendo una mentira, aún cuando el título, la categoría, el párrafo explicatorio, o lo que sea, incluya las palabras: cuento, artículo, ensayo, entrada, fotografía, etcétera.

  2. En el remoto caso de que no estés leyendo una mentira, entonces estás leyendo una anécdota o una crónica basada en la memoria de una persona que varias veces ha dicho que la memoria es una mentira lógica para llenar esos vacíos que se hacen en el pasado cuando envejecemos.

  3. Si no estás leyendo una mentira o una anécdota, probablemente estés leyendo algo curiosito que se encontró en internet o un párrafo de una novela que habría querido escribir él.

  4. Si no estás leyendo una mentira, una anécdota, un párrafo ajeno, probablemente estés viendo una fotografía o un vínculo a una curiosidad en internet.

  5. Ya que hayas leído estos puntos, el autor, un mentiroso… tiene el descaro de pedirte que no lo tomes en serio y que le invites un café, un cigarrito y leas con él las babosadas que escribe. Usa el criterio suficiente, no debe ser mucho. Algo de sentido común y de buen humor servirán. Un asomo de nostalgia. Una pequeña queja. Una dosis pequeñísima de asombro. El autor te agradece que mientas con él.

  6. Si te gustan las mentiras, por favor, visita la tienda de libros. Ahí hay un buen puñado de mentiras que vende por unos pesos.

Perdón, hay una pequeñísima excepción. Todo lo que ha pasado con el cacto es la mera verdad. El autor es una de las pocas personas sobre la tierra que puede presumir de un cacto que habla, come niños y gatitos, y de vez en cuando controla su mente.

Respecto a los comentarios.

Licencia del contenido.

Suponiendo que vivimos en un mundo ideal y que eres una persona honorable que respeta licencias, copyleft, copyright, la caligrafía de la abuela, etcétera… lee lo siguiente. Este contenido maneja una licencia de Creative Commons que va así:

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 2.5 México.

Puedes darle click al ícono para que te expliquen como es, o bien, yo lo puedo hacer rápidamente:

  1. Puedes compartir y distribuir cualquier cosa que veas por acá.
  2. Muchas veces me han pedido mis textos para revistas universitarias, programas de radio por internet, blogs comunitarios, entre otras cosas. Puedes hacerlo. No pidas permiso, sólo avisa.
  3. Puedes hacer una obra derivada de lo que leas por acá.
  4. Dame el crédito correspondiente. Usa mi nombre: “Escrito por Agustín Fest”, usa el nombre del sitio: “Visto en el árbol217″, usa mi nickname: “Publicado por arboltsef” y una liga al sitio estaría de lujo.
  5. No puedes vender mi obra. No sé a quién le pudiera interesar, pero hay gente que se las arregla para venderlo todo. Envidiable de verdad. Tampoco puedes vender los derivados de mi obra (o sea, los que hagas en el número 2). Avísame si piensas hacerlo. Arreglos hay.
  6. Si haces una obra derivada o compartes mi obra, debe tener la misma licencia.

Por favor, lee la licencia completa si tienes alguna duda. Yo hice una explicación rápida y breve.