Google PlusFacebookTwitter

[Invitado] Fragancia Activa.

By on Martes, diciembre 22, 2009

Hace algunos ayeres, un grupo de alegres amigos estaban planeando que hacer, cuando después de varias llamadas telefónicas de cuates de la universidad, pues decidimos dar un paseo e ir a una fiesta. Eso sí, sin coche, asi que el buen Pablo (asi lo llamaremos), decidió ir a su casa y sacar un cochecito bastante curioso llamado vochoneta (jejejeje) donde podríamos viajar tranquilamente a nuestro destino. Ibamos en el desmadre total, en el mendigo vochito, cuando finalmente llegamos a nuestro destino. ¡Qué comience la fiesta! Al llegar a dicho lugar empezamos a conbeber con los amigos al son de la música, habiendo bailes y bastante que tomar, este grupo de amigos se dejó llevar por el ambiente turbio de dicha fiesta……… Ya pasada la noche y cuando el grupo de amigos decidió dejar la fiesta, había un pequeño y diminuto problema: el chofer, en este caso Pablo, estaba un poquito pasado de copas, digo un poquito porque tenía copas hasta en la cabeza de tanto tequila que habia tomado……. Entonces se decidió que hacer y total de tanto argüendero, no quedó otra que echar a manejar a Pablo enfrente de dicha vochonetita…. Ya amaneciendo (como eso de las 6 am) y después de mucha bla bla bla y mucha tomadera, emprendimos el camino de regreso. Obviamente Pablo, dijo que no que pasaría a dejar a ninguno de sus cuates ya que iba en un estado inconveniente para hacer dicha ruta por la bella Ciudad de México, asi que decidió dirigirse a su hogar para descansar sanamente.,……. AQUI LO TENEBROSO DE LA HISTORIA: Lo malo es que el chofer, mientras se dirigía a su casa, iba bromeando con sus amigos (sí, totalmente irresponsable pero en ese tiempo era muy divertido) en plena calle y después de que lo regañaban, el chofer soltaba el volante y luego llamaba la atención de sus amigos borrachos. Algo así. Chofer: “Aaaaaaaah, toy muy pedo y no tengo ganas de manejar” -soltando el volante y volteando a ver a sus amigos. Amigos en Vochoneta (con dos cómodos asientos y en la parte de atras bultos, o sea amigos): “¡¡¡¡¡¡NO MAMES PINCHE GORDO!!!!!” Chofer: “Aaahhh. Los engañé como a unos lindos gatitos jajajajajaja” Así se repitió la historia durante el largo camino a casa. Era un desmadre total pero lograron llegar sanos y salvos al hogar jejeje. Cuando llegamos a la casa del chofer, nos fuimos ya tranquilamente a descansar… pero como sólo había un cuarto pues acoplamos las cosas para que nos acostaramos los 4 alegres amigos de esta historia… Dos compañeros, cuyos nombres voy a omitir ya que se me pone la piel chinita cada que me acuerdo, se quedaron en la cama……….. el secreto de esta cama es que el colchón estaba hundido. Para que me entiendan, si ponían dos canicas, estas se deslizaban al centro de la cama… Así es, ya comprenderán que mis dos amigos se quedaron en esa cama cada uno del lado extremo y pues como dice la explicacion de las canicas, pues terminaron en medio de cara a cara, casi casi de boca con boca, y abrazaditos juntos como dos bellos gatitos en su camita…………………… Leccion de la historia, nunca salgas con Pablo en una vochoneta y ni te duermas en su cama en esa epoca………SENCILLAMENTE POR QUE SALIAS CON UN AMIGO SIENDO MAS QUE ESO Y APARTE DE TODO EL CAUSANTE ESTABA MAS FRESCO QUE UNA LECHUGA PARA GRABARSE ESTA LINDA HISTORIA………. Juan Pablo Araiza Jimenez. Pseudoestudiante que estudió Ingenieria en Sistemas, el escribir no es un arte en el cual recurro pero esta vez ha sido para colaborar con un amigo, sencillamente soy un fanático de las computadoras y de todo lo de Internet. Lo conocí en persona a través de la red. Así es... cuando lo conocí en persona nos pusimos hasta la madre de borrachos. Ya se imaginarán. Esta es una pequeña historia que les he contado, se preguntaran ¿Por qué? ¿O de...

[Invitado] Amarillo como la nicotina.

By on Martes, diciembre 22, 2009

El sol decidió no salir hoy. No importa, tampoco quise despertar. Los días grises me hacen caminar por la sombra, atrás del corazón, sin pasar por el amarillo es más fácil encontrarme. Yo podría ser perfecta; claro, sólo por un detalle: guardo demasiado odio, amarillo como la nicotina se me pega al alma, asqueroso y delicioso, el odio me define y me da forma de humano. Selene cree que vino a esta vida para adornar todo lo que se le ponga enfrente, aunque ha sido interrumpida por la famosa crisis de los treinta, de la cual espera recuperarse pronto ya que cada vez le queda menos tiempo.

[Invitado] Dodecaedro multicolor.

By on Martes, diciembre 22, 2009

Cuando me llegó el título de mi post pensé: ¿madres y ora qué hago? la verdad es que aunque el el nombre es peculiar, también puede a llegar a sonar cliché si es mal usado, usted dirá: ¿y eso cómo es posible? pues fíjese, primero separemos las palabras: Dodecaedro habla de 12 lados, olvídese de los lados y deje el 12 ahí solito (si, que chingue su madre, se quede solo), después dice Multicolor, cuando alguien dice multicolor de las primeras cosas que se te ocurren son múltiples colores (jajaja) colores de piel, culturas, razas y así te vas hasta que terminas pensando en la ONU y Kofi Annan ¿pero para donde iba con todo esto? ah si el cliché, pues resulta que yo me iba a ir por lo fácil e iba a diseñar un dodecaedro en donde en cada cara hubiera algún habitante de algún país, cultura, flor o fruto, para después soltar la letanía sobre el calentamiento global y la concientización de la humanidad sobre su entorno y todas las culturas que tal vez están a punto de desaparecer por alguna plaga, hambruna, enfermedad venérea, guerra civil o simplemente el desinterés de las nuevas generaciones por mantener las antiguas costumbres de un pueblo, pero como no soy globalifóbico y al contrario de serlo, a veces me siento (ciudadano del gobierno legítimo) capitalista de ultra derecha, así que aprovecharé que este año ya se va a acabar y mejor les dejo mi Dodecaedro Multicolor lleno de traumas y cosas que nunca olvidaré de este 2009. Espero ser breve y entretenido, los puntos no están organizados por importancia –así se me fueron ocurriendo- 1.- Mi primer cortometraje Como trabajo final de cuatrimestre y a pesar de la influenza, varios compañeros y yo, grabamos nuestro primer cortometraje. Aquí hay un pequeño video editado por @Crater -> http://3.ly/PtX 2.- Dragon Ball: Evolution Un día Hollywood dijo… mira Akira Toriyama se te cayó un peso, ¿te agachas para tomarlo?…y así fue como se la ensartaron e hicieron una película que de Dragon Ball tiene nada más los nombres de los personajes; juré no verla ni siquiera por morbo y hasta la fecha no lo he hecho. 3.- El reencuentro con mi amiga. Las redes sociales dieron un giro importante en mi vida, uno de ellos fue reunirme con una amiga que conocí en la primaria, era así como mi amor platónico pero después me cambiaron de escuela, la dejé de ver más de 6 años y en enero ella contactó a unos amigos por hi5, nos comentó que ahora vivía en Querétaro y a las pocas semanas nos fuimos a verla y hasta la fecha seguimos en contacto y ya no es ningún amor platónico, ya la superé. =)          4.- Twitter Pues esta cosilla me ayudó a tener tal vez el mejor de mis empleos o mínimo en el que mejor me han tratado. (Léase el No. 5) 5.- Aldea Digital Debido al tiempo que le malgasté invertí al twitter, a un amigo se le ocurrió que tal vez yo le podría ayudar en un evento de tecnología llamado Aldea Digital, la función principal era dejar comentarios en blogs y con suerte abrir un facebook, sin saber mucho del tema pero debido a lo sencillo del trabajo, acepté. Cuando menos me di cuenta, ya daba entrevistas a la revista chilango, iba a juntas de planeación con Electronic Arts y los sábados estaba en el videocast de un señor apodado Akira. 6.- Nuevos amigos Debido a la planeación de este “evento de tecnología” tuve que aprender los gustos del mundo geek, gracias a esto conocí a grandes personajes y excelentes seres humanos que me ayudaron a llevar esto con calma y confianza. Ustedes saben de quienes hablo. 7.- Un director de videojuegos y yo. En alguna plática con los amigos, hablábamos de los altos costos de videojuegos y cosas por el estilo, entonces, alguien comentó que una de esas cosas que él se imaginaba serían raras o curiosas, es que alguien le dijera a un director o dueño de una empresa de videojuegos que si no tenía algún crack o serial para un videojuego de su marca. Años después tuve la oportunidad de estar frente a uno y por puro morbo me atreví a hacerlo, estábamos platicando amenamente cuando entre broma y broma se lo dije, lamentablemente creo que al director de esa empresa no le hizo mucha gracia que digamos. 8.- Las ánimas del terror No sé si muchos recuerden, pero en la película de Disney llamada Dumbo, había una escena donde este elefantito y su padrote el ratón se ponían hasta las manitas y empezaban a alucinar con elefantes de colores, recuerdo que de niño casi siempre le adelantaba al betamax, para pasar esta parte tan macabra y es que con 4 años de edad, escuchar que esos elefantes eran parientes de Satanás o que al diablo desafiaron y le arrancaron la cola, no, no, no…la neta esto si me asustaba de sobremanera, total que en este año volví a ver el video, después de casi 15 años de no saber ni recordar nada, una amiga un día empezó a cantar esa canción haciéndome recordar esos años de infancia con la diferencia de que ahora no le temo a esos elefantes, bueno, no mucho. 9.- Luz y Fuerza desapareció. Dejando a un lado el asunto político o cualquier otra...

[Invitado] Dudo de usted muchachito.

By on Lunes, diciembre 21, 2009

No podía parar de mirarle a través de de las amplias ventanas, estaba ella fuera del salón recargada sobre la pared del pasillo, su pierna derecha ligeramente flexionada apoyando el largo tacón de aguja sobre la pared, su brazo derecho cruzado y apoyado sobre su costado y sus dedos de la mano izquierda juegan con un cigarro apagado, me pregunto qué pensará. Bajo ligeramente la vista y veo su sus pies enfundados por zapatos de tacón, lentamente subo la vista siguiendo la figura de sus piernas hasta llegar a la línea horizontal que ya no me permite verlas, el borde de su falta, una falda de color gris claro, salto esa barrera y la sigo, continuo subiendo la vista ahora por el borde de sus muslos, veo las curvas de su cadera hasta llegar a su cintura, levanto velozmente la vista, no me ha visto, su mirada esta fija en el otro lado del pasillo, regreso a donde estaba, centímetro a centímetro voy aprendiéndome su figura a través de su blusa blanca a rayas azules. Por fin llego a su cuello, se encuentra desnudo, me detengo ahí algunos segundos, mi respiración se acelera y mi pulso se incrementa, me decido a seguir subiendo por fin, sus labios ligeramente rojos se encuentran cerrados al igual que sus ojos detrás de sus lentes, fantaseo con ellos, fantaseo que me observa a mí, fantaseo que me habla a mi solamente. Sus ojos se abren, me vio, se dio cuenta que la estoy viendo, desvió mi mirada hacia abajo, hacia las hojas blancas debajo de mis manos, tomo el lápiz y el borrador y pretendo escribir, números y más números, me pregunto cómo es que ella terminó dando clases de matemáticas en una preparatoria. Más números, una ecuación y ahora una gráfica, tomo el borrador y me deshago de algunas partes, no tengo ni idea de que estoy escribiendo y borrando, me pregunto qué edad tiene, ¿28?, ¿30?, no se la respuesta, y no me importa, solo sé que es mayor que yo, bastante, y eso me gusta, y no solo me gusta, me excita, regreso a mis fantasías por algunos minutos, mi cuerpo me pide que me vaya, que me retire del salón, y mi mente, la parte posiblemente más básica de mi mente, la que solo quiere comer y reproducirse, también me dice lo mismo, y la razón no es la comida. Golpeteo de tacones, levanto la vista, ella está entrando, camina lentamente hacia donde estoy yo, intento calmarme, se sigue acercando, al cabo de unos instantes se encuentra a un lado de mi, volteo la vista para verla a los ojos, veo que está viendo mi examen, su cintura se empieza a doblar, apoya las dos manos sobre la mesa, puedo escuchar su respiración, intento voltear sutilmente hacia donde está ella, apenas giro ligeramente la vista hacia la izquierda y veo sus senos a unos centímetros de donde estoy yo, intento calmarme pero no me es posible, solo deseo no tener que entregar el examen y pararme para salir del salón en este momento, justo estoy pensando eso cuando ella empezó a hablar. -Dudo de usted muchachito, no creo que vaya a aprobar el examen según lo que veo, creo que va a tener que repetir la materia. -Si es necesario repetiré la materia – respondí sin razonarlo, mi mente, y sobre todo mis ojos estaban clavados en un par de cosas que en este momento hacían mi mundo y que lo seguirían haciendo el semestre siguiente, ahora solo tenía que explicarle a mis padres que tendría que repetir por tercera ocasión matemáticas. Tonchi posiblemente tenga déficit de atención y también OCD, pero no le importa, ocioso, ocioso, y más ocioso, le gustan los videojuegos y perder el tiempo en la computadora, ha pensado en proponerle matrimonio a wikipedia en varias ocasiones, lo pueden leer en su blog: http://eltonchi.uno0uno.net y en su twitter...

[Invitado] Los calzones de la Princesa Peach.

By on Lunes, diciembre 21, 2009

En el piso de piedra están las plumas de los restos de una almohada y unas pantaletas de encaje color durazno. En la cama yacen una mujer rubia y algo regordeta y lo que parece su compañero tapado con un edredón. Ella suspira con una sonrisa pícara en el rostro dormido. Sueña. En el sueño vive en el hogar de sus padres. El castillo está rodeado de jardines y alguien es el encargado de su cuidado. Ella juega en el pequeño lago y corta flores. Las rosas son sus favoritas. Espinarse le da el pretexto perfecto para hablarle: ―Señor jardinero, me acabo de espinar, mire, me sangra el dedo, me duele―. Él, caballeroso, siempre respondía con un beso en la herida y una mirada cuyo resultado era la humedad en las pantaletas de la chica. El jardinero sólo se atrevía hasta ese beso. Ella tampoco sabía cómo llegar a más sin perder el honor del que tanto hablaba la reina. Pasó el tiempo, como dice en los cuentos, y la chica no lo fue más. Una tarde bajó al jardín decidida. Cortó un ramo de rosas y lo abrazó. Las espinas se encajaron en sus brazos y en su pecho. Presta, buscó al jardinero. ―Querido amigo ¿has visto? Me lastimé aquí y aquí, me duele―. Él, como siempre, le besó el dedo y luego subió la mirada. Los ojos de ella invitaban a seguir. Los labios besaron el antebrazo, la lengua siguió hasta llegar a la siguiente herida. Un beso en la clavícula y otro suave, apenas esbozado, en el seno derecho. Las manos de ella aferraron el jubón. Él siguió. La mano rozó entonces el seno izquierdo, lo apretó un poco, lo justo para sentirlo bajo el terciopelo. Los labios buscaron la otra boca. Besos de cerveza y licores finos. Las manos recorriendo la espalda del otro entre caricias ella, buscando el cordel que ataba el vestido él. Por fin, cae la ropa. El terciopelo es ahora la alfombra bajo la que ella siente el peso del hombre, el encuentro de los centros al ritmo de la respiración. Jadeos y caricias en el pecho, la espalda, besos en los senos y las manos que bajan hacia las nalgas. Más rápido, los jadeos son menos, sólo se escucha la respiración entrecortada y el ruido de la piel que roza húmeda de sudor, deseo y un poco de miedo, del susto de ser descubiertos. El ritmo disminuye mientras ella arquea el cuerpo y siente cómo su cuerpo se parte en dos al estallido de él. Su mano atrapa el pelo, gime, lo besa en la barbilla, el cuello, la boca. Gime de nuevo y entonces sucumbe al estremecimiento que hace que todo tenga sentido. Despierta, ve su ropa en el piso, él tendido a su lado. Los calzones parecen burlarse del poco control de la princesa. El edredón se mueve un poco mientras la garra de una tortuga dragón, que una vez tuviera de oficio el cuidado del jardín, la abraza. Ileana Cruz. México, D.F. Aprendiz de escritora. Estudió comunicación y es maestra de las tecnologías de información. Hada virtual desde www.fandino.net/ileana, donde con letras a modo de mendrugos de pan, deja huellas en sus laberintos y otros...

[Invitado] Tan triste como él.

By on Lunes, diciembre 21, 2009

Si piensas que hay excusa puedes empezar a volver a pensar, si crees que tu historia es la peor es que no has escuchado suficiente, si caminaste y te cansaste, si llegaste y ya no estaba, detente de nuevo, no tienes causa de llanto, te mediré bajo otra línea, bajo la de él, y es que recuerda, tu techo es cálido, tu cama suave. Pero él, él sólo te tiene a ti. Latro, agarro sus cosas hace dos años y salió a probar suerte tomado de la mano de alguien, dejo su historia, el titulo colgado y una maestría sin titular. Agarro sus pinzas, unas cuentas para hacer collares y un metro del fieltro para el suelo del mercado donde los vende. Actualmente se resigna a no vivir del ambulantaje y a vivir de las aportaciones de su secta apocalíptica. En sus ratos libres juega a ser Lazo Lola versión Benito Bodoque Región 4.5

[Invitado] Tres instantáneas deslavadas.

By on Lunes, diciembre 21, 2009

Estoy sentado frente a la computadora, bajando imágenes de la cámara, esperando a que la musa toque a la puerta y poder escribir este “postito” . Cuando ella llegue la tomaré con fuerza y a punta de chingadazos la sentaré aquí … frente a mí. Bueno, no nos desviemos, bajando las fotos de una comida con mis viejos compañeros (que son viejos por la edad), de repente al ver estas pics me acuerdo de Machado: “Caminante, son tus huellas el camino y nada más” … “y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar”, qué manera mas poética de decir estas pasando a ser de la tercera edad, y aquí me detengo para hacer la observación de que mi cuerpo dice una cosa y mi mente otra, habría miles de ejemplos para describir esto a los chavitos pero ninguno podría ser claro, entendible, para tratar de hacerlo diré: mi cuerpo dice “órale cabrón, aviéntate del bungee” y mi mente dice “no seas pendejo, te vas a partir la mazorca”. Tengo 3 fotografías que aún no se si borrarlas o subirlas a Facebook, porque es como llevar un ladrillo bajo el brazo y mostrar al mundo como es mi casa. Tres fotos que aunque fueron tomadas hace una semana, los que estamos ahí ya nos vemos deslavados. Jorge Carrillo. No es un completo inútil, por lo menos sirve de buen ejemplo. También se dice que es feo, pero terriblemente...

1 12345679