Google PlusFacebookTwitter

El Poder Gris

Esta historia no está terminada.



Solía crear fantasías, fantasías hermosas, ¿Y sabes qué era lo mejor? Que esos hermosos sueños se hicieron realidad. Antes mis sueños sólo eran fantasmas, héroes sin mundo, elfos sin bosque, enanos sin montañas, inclusive orcos sin hedor. ¿Cómo se hicieron realidad? Pues descubrí que si me soñaba con todo mi corazón, podría concebir un mundo propio. Me prometí esforzarme para que mis delirios dejaran de ser fantasmas y se convirtieran en seres de carne y hueso.