Google PlusFacebookTwitter

La importancia de correr en las mañanas.

By on Lunes, agosto 23, 2004

Share On GoogleShare On FacebookShare On Twitter

…es que uno encuentra una diversidad de seres que corren en las mañanas. ¿De qué hablo? Bue… supongo, que debo explicarles una cosa (y creo que si han leído de vez en cuando este blog, se intuye… creo): Yo soy un fumador empedernido. Me chuto de una cajetilla a una cajetilla y media al día. Cuando no tengo para comprar cigarros, me chuto media cajetilla gorroneando. Llevo, al menos, un año con ese ritmo. Antes, era media cajetilla al día. Antes de ser media cajetilla al día, eran ocho cigarrillos al día. Antes de ser ocho, eran dos cigarritos nomás. Es un patrón. El que empiece a fumar o el que se crea fumador social, no se preocupe, eventualmente será un fumanchú o un chacucaco como yo… podrá tomar años, pero el vicio es fuerte… no hay prisa.

El día de hoy, me levanté temprano y me dije–: ¡Muy bien, Tetecito! ¡Este es uno de esos días en que deberías dejar de fumar! ¿Y sabes qué no has intentado?

–¿¡QUÉ?! –pregunta de los niños.

–¡Correr en las mañanas!

–¡GUORALE! –risa de los niños, entremezclado con aplausos de los papás y exclamaciones de los abuelitos. No, no estamos viendo Chabelo, pero como si fuera.

–¡Así es, amiguitos! ¡Y el método del día de hoy es masoquista! –niños: WOOOOOW–, Dejen traigo al Doctor Pichulita para que les explique la efectividad de este método según la compleja telaraña psicológica que es Teté.

–Gracias, gracias. ¡Hola niños!

–¡Hola, Doctor Pichulita!

–¿Cómo dicen?

–¡PI-CHU-LI-TA!

–¡Jojojoy! ¡Niños Saludables! Bien… como Big Sadistic Mudafuque les iba diciendo, el método es masoquista. ¿Por qué? Verán niños, la cosa es que Teté salga a correr en las mañanas y se de cuenta del severo año que le ha hecho a sus pulmones con sus cuatro años de fumador. El propósito es hacerlo dar vueltas por el parque y respire ruidosamente, haciendo notable lo tanto que ha fumado y cuánta condición física ha perdido a través de los años. Demostrémosle que de sus años de defensor delantero y remero ramero, no queda nada. Así le entrarán las ganas de dejarlo. ¿Y saben qué más, niños?

–¿¡QUÉ?!

–¡Es saludable! ¡Así Teté hará otro ejercicio distinto a jalársela en las noches! ¿Qué les parece?

–¡HURRAAAAAAaaaaaa!

–¿Y saben dónde es buen lugar?

–¿¡Dónde!?

Ni puta idea. Salí con eso en mente–: Quiero ir a correr, quiero ir a correr. Y pues, salí a caminar, tratando de recordar donde había un parque por ahí… como no recordaba, estaba dispuesto a ir a C.U. Específicamente, a las Islas. Quería aprovechar que habían pintado un nuevo caminito para las bicicletas y también, quería hacer pose de metrosexual pandroso… demostrando mis piernotas pa correr (¡A huevo!). Bien, ya estaba llegando al metro cuando pensé–: No… ¡qué flojera ir hasta C.U.!

Me regresé y decidí irme hacia la tiendita, a ver si de casualidad estaba abierta. La casualidad se dio y pasé a ver al señor.

–Buenos días.

–¡Buenos días, joven! ¿Qué? ¿Ahora usted, se cayó del escritorio o qué?

–Neh, ya ve que es uno de esos días en que “me levanto temprano”.

–Ya va, ya va.

–Si… este, ¿usted sabe dónde hay un parquecito por aquí?

–¿Para hacer ejercicio?

(¡Ya vamos a saber dónde, niños! ¡YEEEEEEEEEEEEEY!)

–Si.

–Caminando derecho por la diagonal, está el parquecito de Vertiz y Caleta.

–Ahhh, muy bien. ¡Gracias!

–Oiga, oiga… joven, espere.

–¿Si?

–Tómese uno de estos.

Me dio un Yakult. Si, esto parece comercial… pero no es con esa intención. Lo prometo. Y de una vez por todas, aproveché para probar esa madre que siempre me había parecido asquerosa. Cuando me la tomé, no me pareció tan mal… es agua pintada de leche, con harta azúcar. Nada del otro mundo. Caminé, harto jubiloso, zampándome mi Yakult, al parquecito.

Al llegar, vi a mucha gente corriendo y caminando. Me sentí un “invasor”, pues no había nadie de mi edad. Me dediqué a caminar, para familiarizarme con el parque y para ver a la gente que estaba caminando. Gorditos, gorditas, señores de treinta a cuarenta, viejitos, viejitas, extremadamente obesos. Con su permiso, les llegó el fumador que esta reivindicándose. Pues caminando, con calmita, con calmita… si, caminando, admira el paisaje, sonríete, di que no quieres regresar a tu mega-macro-panzota… eso, ahora empieza a trotar. Muy bien, muy bien, todo va bien, ¿ves? No fue tan difícil… ¿por qué respiras así? ¿Los pulmones por la garganta? ¡Nah! ¡Eso es para debiluchos! ¡Respire como todo un corredor! Un, dos, un, dos, un, dos, un, dos, tres, tres, tres, tres… u-tr, dun, esos, uf, uf, uf, ack AGH AGH AGH.

Había planeado cinco vueltecitas.

Sólo hice dos.

El cigarro y años de no hacer ejercicio, realmente me han afectado.

–¡BUUUUUUUUUUUU! –niños.

Ya sé, ya sé… lo haré mañana otra vez. Si no bajo de dos vueltas, en dos semanas… le aumentaré otra, despacito, muy despacito. Ji ji.

(Big Sadistic Mudafuque sonríe).

Comenta

22 Comments

  1. Ana

    28 octubre, 2012

    Post a Reply

    Me encantó lo que escribiste,te felicito por esa voluntad,verás que no te arrepentirás.y creeme,en un tiempo te haras adicto a correr.yo como tu estoy en esa lucha de dejar de fumar,corro todas las mañanas,y estoy apunto de lograrlo,y aunque no lo creas me has animado aún más.
    Saludos desde cancún. ANIMO.

  2. Sikanda

    28 octubre, 2012

    Post a Reply

    Pues te recomiendo lo que yo hice luego de terminar mi tesis de grado, que terminé con los músculos atrofiados de no moverme de la PC.
    Me levantaba todos los días a las 6am, salía a correr sin desayunar, solo con medio litro de agua encima, y tal vez un juguito de naranja. Cuando corras no hagas trote seguido, sino pausado. Por ejemplo: yo hacia un lado de una cuadra trotando y cuando llegaba a la esquina, lo hacía caminando rápido (el asma no me dejaba ir más de eso, te acuerdas de mis ataques no?), bueno, luego empecé a hacer dos lados enteros de una cuadra y el siguiente lo caminaba. Y asi fui aumentando, hasta hacer cuatro seguidos.
    Aqui sólo camino en los tramos que tiene mucha piedra resbalosa, como es subiendo al cerro de los viñedos, pos eso hacía. Ya luego pude hacerme todo el tramo de un sólo tiro, sin sentir la presión en el pecho propia del asma. Ahora ya respiro normal, y tengo mas resistencia pulmonar. Pero me salieron unas piernas y un trasero! Que ni te cuento! Terrible :P hehehe
    Cuando regreses, antes de darte uan ducha, te vas al piso y te haces series de ocho abdominales: 8 y descansas, 8 más y descansas. Empieza con dos series, luego a las 2 semanas, sube una serie más, y así. Cuando ya estés llegando a los 60 abdominales pro dia, cambia a series de 12, asi llegas a los 60 con cinco series. Verás como te ayuda hasta con la espalda. También lo de las series es válido para hacer lagartijas. Eso lo aprendí cuando trabajé en un gimnasio, espero que te sirva ;)
    Besos :)

  3. saile

    28 octubre, 2012

    Post a Reply

    Solo es cuestion de disciplina al principio cuesta trabajo…, pero sabes que despues de hacer algo durante 20 días seguidos después se vuelve una costumbre, y bueno no es malo, al contrario te puede ayudar mucho, tambien sabias que si fumas una cigarro te quitas creo que 2 segundos de vida … bueno es solo un consejo piensa en tu salud, y creo que el vivir con un tanque de oxigeno no es muy agradable… y bueno se ve que tienes mucho potencial en lo que haces… así que ánimo… =)

    • Agustín Fest

      28 octubre, 2012

      Post a Reply

      Eso es un mito urbano, saile… un saludo y gracias por los buenos deseos

  4. Diablisima

    28 octubre, 2012

    Post a Reply

    Vientos mi buen TT. Deja te cuento. Fume años de los años amén. Tu te acuerdas, de a dos cajetillas al día. Hace unos años decidí que lo tenía que dejar. En ese momento, más que salud, era una custión de energía. Es decir necesitaba la energía que tenía atorada en esa rutina de fumar para poder hacer otras cosas. Tons me acordé que un amigo me había recomendado que para deshacer rutinas, nada mejor que desmenuzarlas en partes. Para mi la fumada se componía de dos: la adicción física del nicotinazo (que resolví con los famosos parches) y el no saber que hacer con las manos y las ganas de meterme algo a la boca… especialmente ante la pc, o en una reunión, etc. Tons sustituye el cigarrito por agua. Un enorme vaso de agua a mi lado y cada vez que se me antojaba fumar, un sorbo, o dos, o treinta, lo que se necesitara. Pos con eso tan tan. Nunca jamas volví a extrañarlo siquiera.

    Así que si correr hace las veces de agua, pos adelante!!! =))))

  5. Anuar

    28 octubre, 2012

    Post a Reply

    Felicidades. Espero que la conviccion de correr sea fuerte, el primer mes es el batalloso.

    Cuando voy a correr encuentro gente diferente segun la hora. Desde las señoras que van por la mañana (alguna que otra de muy buen ver) hasta las parejas que fajan despreocupadamente por la noche. El ambiente plagado de feromonas!!!

    • Agustín Fest

      28 octubre, 2012

      Post a Reply

      jajajaja, simón. El pex es que aquí es más seguro en las mañanas. El parque, en la noche, no está tan lejos de la Buenos Aires… famosa colonia en todo México, por su no tan buena reputación

  6. Broken

    28 octubre, 2012

    Post a Reply

    Mmmm, bueno, minimo dio 2 vueltas, no esta tan mal, no cree?? Luego una de 15 y se cansa subiendo 20 escalones, eso es no tener condicion fisica… Je!!
    SUERTE

    • Agustín Fest

      28 octubre, 2012

      Post a Reply

      Ohhh, cuando haga 27 vueltas, hasta entonces estaré contento!

  7. Marisol

    28 octubre, 2012

    Post a Reply

    Pues echale ganas…….Pero tienes que dejar el cigarro paulatinamente porque de otra manera, de esas 2 vueltas no pasas.

    • Agustín Fest

      28 octubre, 2012

      Post a Reply

      No había considerado eso… podría dar 2 vueltas eternamente… interesante, por el resto de mis días, si, seré conocido como el 2 vueltas… el segunda vuelta… (escalofríos)

  8. Xihuitl

    28 octubre, 2012

    Post a Reply

    Cualquier día es bueno para atacar a los vicios y meterse en otros (¿correr acaso?). Y si bien su afirmación (“un cigarro, mata igual que 20″) es cierta… pues… pues… pues si, pero no tan rápido.
    Suerte en su carrera hacia la maratón de Beijing 2008… perdón, hacia el status de fumador reformado o moderado (la que más le acomode).

    • Agustín Fest

      28 octubre, 2012

      Post a Reply

      Esperemos que correr se vuelva la adicción saludable (en medio de todo el smog), en vez de la nube de humo que siempre me acompaña. Nomás me termino este Marlboro Medium…

  9. Mayfalda

    28 octubre, 2012

    Post a Reply

    pue de verdad me ha inspirado y creo ke mañana me voy a correr, en mi caso el vicio no es el cigarro, sino la comida, y estos últimos meses me he vuelto medio flojonaza para el ejercicio..
    hey¡ bajele al cigarro de perdis pokito¡
    Saludotes.

    • Agustín Fest

      28 octubre, 2012

      Post a Reply

      Saludotes a usted también! y un cigarro, mata igual que 20… así que… o se deja o no se deja, nomás.

    • Agustín Fest

      28 octubre, 2012

      Post a Reply

      Gracias, gracias, no sé que tenga de bueno. Nomás mi novia XD

Deja un comentario

Loading Facebook Comments ...
%d personas les gusta esto: